h1

Des-espera

3 noviembre, 2013

Creo que no lo entiendes. Yo tampoco.

No encuentro explicación racional a que cambiaras mi vida en diez días. Que tardaste  en llegar ocho meses, coño. Que eso ni es proporcionalidad ni es nada. Que eso es una mierda.

Como es una mierda que no te haya vuelto a sentir sobre mi espalda.

O que no haya vuelto a ver cómo te muerdes el labio antes de besarme.

O que no recuerde cómo hueles o a qué saben tus besos pero sea capaz de recitar de memoria tu despedida.

Como saber que sigues temblando como yo al verme pero que seamos incapaces de mirarnos.

O que la última vez que te viera no escupiera todo lo que siempre me he jurado que algún día sería capaz de decirte.

Como los chicles de fresa que ya no saben a tu boca.

O no poder enfadarme porque le prestes más atención al telediario que a mis besos.

Como que no me mires asustado mientras veo tu película favorita.

Como que por tu culpa ahora me sepa de memoria los diálogos.

Como las películas pendientes, los conciertos a los que no fuimos;

Las canciones que ahora escuchamos separados. Los viajes que te perdiste. Las noches que me has robado; los besos que aún te guardo…

O que te espere.

Sobre todo es una mierda que aún te espere.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: