h1

Cerca-dos

27 septiembre, 2012

Me miras y me acobardo.

Te temo.

Me saben tus miradas a recuerdos.

Me huelo tus palabras y tú te hueles mi miedo.

Chocan en el espacio las ganas que nos tuvimos y las que nos tenemos.

Porque nos quedan aún cenizas, lazos y besos (y  versos).

De esos que llenan las paredes de este corazón desierto.

Desierto porque te echo de menos.

Te echo de menos y es extraño porque te tengo.

Te tengo pero lejos.

Me lo dicen tus caricias a medias y tus silencios.

Tus silencios, sobre todo tus silencios.

Me voy porque alguien tiene que hacerlo.

Pero prometo guardarte, guardarnos, un último intento…

El día que volvamos, de verdad, a echarnos de menos.

Anuncios

One comment

  1. Que bien suena ese echarse de menos a la vez.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: