h1

Des-vélame

31 agosto, 2012

Jamás me siento tan en calma como cuando duermo contigo. Lo odio. Odio que mi calma dependa del roce de tu cuerpo junto al mío. El día que te vayas… ¿Quién va a soñarme al oído? El día que te vayas… El día que te vayas antes que romperme el corazón, me romperá el insomnio.

La adoro. Adoro la calma que me produce dormir contigo. Adoro que el roce de tu piel sea la sábana que acabe con cualquier frío. El día que llegaste… ¿Quién me iba a decir que se podía amar dormido? El día que llegaste… El día que llegaste escuché por primera vez como latía un corazón, el tuyo junto al mío.

Eso sí. Solo hay una cosa que ame por encima de dormir contigo: que me despiertes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: