h1

In-sustancial

24 julio, 2012

No soy el tipo de chica por el que los tíos hacen estupideces. Aunque eso, bien pensando, tampoco está tan mal.

Cuando un chico hace estupideces nosotras que somos gilipollas, nos enamoramos. Y cuando lo hacemos nos volvemos vulnerables. Y no hay nada que odie más en este mundo que la vulnerabilidad.

La vulnerabilidad implica que te vuelves susceptible de ser herida. Es decir, que los tíos hagan estupideces duele porque somos gilipollas.

De ahí que mis relaciones sean esporádicas e insustanciales. Nadie hace estupideces por mí así que yo no me vuelvo idiota.

Claro que lo insustancial implica vacío. El vacío también duele.

Así que tal vez y a pesar de todo es posible que me guste que alguien haga estupideces por mí.

Aunque me vuelva gilipollas. Aunque duela. 

Anuncios

One comment

  1. Pues la última vez que hice una estupidez a mi chica le entraron unas ganas irreprimibles de darme un hostiazo y mandarme a tomar viento. A mi chica le apetecía tener a un tío un poco menos anormal… Pero en ocasiones la vida es realmente injusta.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: