h1

Par-tida

8 julio, 2012

Me pasa a veces que se me agotan las palabras. Las expresiones, las metáforas… Y ya no se me ocurren formas de decir cómo me siento. Y ahí, acaba mi calma, estallo.

Que no quiero irme, joder que no quiero. Que si me muero de miedo es de pensar que el día que me vaya se acaba toda posibilidad de un casual encuentro. Que sé que a 3000 kilómetros de aquí no voy a encontrar tus besos. Que me quiero ir pero en el fondo, no puedo.

Será una estupidez, no lo niego, pero tengo la sensación de que una parte de mí se quedó en cada momento. Esos que compartimos y que aunque fueron breves, fueron también intensos. Y por eso aunque me vaya, siento en el fondo que te llevo dentro porque del mismo modo que una parte de mí se queda aquí hay otra tuya que viajará conmigo.

Y justo eso no me gusta. ¿Cómo coño se olvida cuando tienes que arrancarte una parte de ti para hacerlo? Los recuerdos son eso, fragmentos de una vida y aunque dentro de mil años ya no estemos, sabe el universo que yo hasta que me muera voy a vivir con ellos.

Y joder, esta es otra estúpida e incongruente forma de decir que por muy lejos que me vaya te voy a seguir echando de menos. 

Anuncios

One comment

  1. Qué difícil es sacar lo que está dentro, en las entrañas. Qué difícil es conciliar el corazón y la mente cuando está el desamor de por medio. Me gustan tus entradas porque me lo recuerdan constantemente. Me recuerdan que somos humanos.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: