h1

In-quieta

5 julio, 2012

Tú fuiste tú y yo fui yo. O no. La verdad es que no tengo la menor idea. El caso es que te vas, como todos, por donde viniste y me dejas.

Y entonces me cabreo. A veces lo pienso. Me come el miedo. Cuando estoy con alguien que me importa no me siento yo, sea eso de “ser yo” lo que sea .

Me da pánico que no pueda enamorarse de este puzle incompleto. Soy un pequeño desastre. Un baúl que acumula intentos y recuerdos. Y no sé qué parte de mí sale a la luz enterrada entre tantas cosas.

Y ahora tú, después de todo (que no fue tanto) no eres más que otro de esos recuerdos que se agolpan en la alacena. Y yo, no soy más que ese pequeño desastre que busca a tientas donde quedarse mientras te alejas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: