h1

Despierta-me

20 mayo, 2012

No necesito abrir los ojos para saber que estás despierto. Me ha hecho cosquillas tu mirada en la rendija que dejó al caer la sábana justo en ese pequeño hueco entre tu almohada y mis pechos.

Y sonrío. No sé si en sueños o ya de buena mañana. Una mañana que no puede ser mala si además de la caricia del sol tengo las que cuelan tus manos entre las mantas.

Me giro. Y cae la tela que me abrazaba a la cama. Ahora mi desnudez te da los buenos días y la tímida sonrisa se convierte en una dulce carcajada.

Me miras. Y mis ojos inquietos juegan a decirte todo lo que está gritando mi cuerpo.

Te acercas. Y tu nariz se llena de mi perfume, tu lengua de mi piel, tus manos de mis senos.

Y cuando empieza a invadirme esa ola de placer, subes hasta mi oído y me susurras “buenos días princesa”. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: