h1

Des-esperanza

9 abril, 2012

¿Sabes esa sensación cuando te tiemblan las rodillas? Es como si todo tu cuerpo pesara una tonelada… Eres incapaz de sostenerte sobre unos pies que fueron firmes algún día. Temblaban las aceras con tus tacones y nadie osaba ponerse en tu camino.

Tenías esa sonrisa que hace una cara bonita incluso en un mal día. Ese aura de belleza que da, sin pedir nada a cambio, la felicidad. Pero que como viene, se va.

Y hoy te cuesta mantenerte en pie incluso en plano. Te estremeces con el roce de la gente y casi no puedes respirar con su recuerdo. Sigues teniendo el corazón en la garganta al pronunciar su nombre. Y cuando terminas de contar la historia, la misma de siempre, sigues sonriendo y diciendo “¿qué se le va a hacer?”; mientras deseas que existiera una puta respuesta a esa pregunta.

Supongo que el día en que sabes que has superado por fin perder a alguien es ese en que no esperas que vuelva. Y aunque me joda, yo sigo esperando. 

Lunademediatarde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: