h1

Con-sumida

3 abril, 2012

Puede que solo haya sido un instante, una sensación a penas perceptible… pero se me ha parado el corazón al recordar tu esencia.

Esas son las que más duelen. Las punzadas mientras haces la comida o al darte la vuelta en la cama.

Nuestro regocijo en el recuerdo y el sufrimiento es una elección pero esos pequeños infartos… No, esos pequeños infartos no hay dios que los controle.

Esa canción de mierda que un día adoraste y que te pilla en la calle menos indicada.

Esa parada de metro que te coge  por sorpresa en uno de esos pensamientos de mierda.

Ese olor al cruzarte con el fantasma de tu recuerdo o, peor aún, con el de tu ausencia.

Esos pequeños infartos, esa falta de aliento, esas punzadas eternas, esas que te van consumiendo, esas.

 

Lunademediatarde

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: