Archive for 10 abril 2012

h1

Des-nudo

10 abril, 2012

Desafíame con esos ojos que miran a través de la ropa. Esos que me desnudaron mucho antes de que empezara a morderme tu boca.

Te desnudo. Deslizo la camisa suavemente por tus hombros. Y aunque estoy perdida en el deseo, noto como eriza tu piel la tela. Sale vapor de mis dedos cuando acaricio tus piernas. Quema.

Ni si quiera he rozado tu cuerpo pero en cuanto notas mi respiración en tu cuello eres incapaz de contener ese gemido de placer que me destroza. Y lo sabes. Y te gusta. Y ahora eres tú quien mantiene una agitada respiración junto a mi oreja.

Suave. Como si fuera un foulard de seda que se desprende de una percha, así de fácil se enroscan en tu cintura mis piernas. Y en un leve gesto de compresión se funden nuestras caderas.

Aunque quisieras, serías incapaz de pararme cuando empiezo a jugar con mi lengua. Tu boca se acerca a la mía, muerta de sed, muerta de ganas. Te alteras.

Me giro bruscamente y garras con tal firmeza mis pechos que me desatas. Y lo sabes. Y te encanta.

Y ya no puedo parar. Marcas el ritmo pero sabes que soy yo quien dirige la orquesta. Y si vas a sacar la lengua y a ponerte a cantar que sea entre mis piernas. Que la música la ponen mis gemidos con tu destreza. 

Lunademediatarde

Anuncios
h1

Des-esperanza

9 abril, 2012

¿Sabes esa sensación cuando te tiemblan las rodillas? Es como si todo tu cuerpo pesara una tonelada… Eres incapaz de sostenerte sobre unos pies que fueron firmes algún día. Temblaban las aceras con tus tacones y nadie osaba ponerse en tu camino.

Tenías esa sonrisa que hace una cara bonita incluso en un mal día. Ese aura de belleza que da, sin pedir nada a cambio, la felicidad. Pero que como viene, se va.

Y hoy te cuesta mantenerte en pie incluso en plano. Te estremeces con el roce de la gente y casi no puedes respirar con su recuerdo. Sigues teniendo el corazón en la garganta al pronunciar su nombre. Y cuando terminas de contar la historia, la misma de siempre, sigues sonriendo y diciendo “¿qué se le va a hacer?”; mientras deseas que existiera una puta respuesta a esa pregunta.

Supongo que el día en que sabes que has superado por fin perder a alguien es ese en que no esperas que vuelva. Y aunque me joda, yo sigo esperando. 

Lunademediatarde

h1

Con-sumida

3 abril, 2012

Puede que solo haya sido un instante, una sensación a penas perceptible… pero se me ha parado el corazón al recordar tu esencia.

Esas son las que más duelen. Las punzadas mientras haces la comida o al darte la vuelta en la cama.

Nuestro regocijo en el recuerdo y el sufrimiento es una elección pero esos pequeños infartos… No, esos pequeños infartos no hay dios que los controle.

Esa canción de mierda que un día adoraste y que te pilla en la calle menos indicada.

Esa parada de metro que te coge  por sorpresa en uno de esos pensamientos de mierda.

Ese olor al cruzarte con el fantasma de tu recuerdo o, peor aún, con el de tu ausencia.

Esos pequeños infartos, esa falta de aliento, esas punzadas eternas, esas que te van consumiendo, esas.

 

Lunademediatarde

 

h1

Mi-edo

2 abril, 2012

Veo en tus ojos que te callas la mitad de lo que querrías decirme.

Tus manos inquietas que se enredadas en ninguna parte están gritando las caricias que me robas.

Has renunciado a más de la mitad de los besos que podrías darme.

Y la bestia que ha devorado todas todas las ganas, todas las palabras, todas las pieles y los labios… se llama miedo.

Y no lo entiendo.

Mírame tú y dime que si no están gritando mis oídos que quieren escucharte.

Observa como tiembla mi piel en el anhelo del roce de tus dedos.

Los labios que me muerdo son los que se mueren de sed sin tu boca.

 Y todo eso que me falta, me di cuenta escribiendo este texto, se lo llevó la misma bestia: el miedo. 

 

Lunademediatarde